El descanso

21 09 2017

Nada como un lugar completamente oscuro, donde no haya qué mirar y puedan los ojos reposar.

Nada como estar en tu cuarto a oscuras, sin nada que pensar; solo en tu propio mundo.

En ese instante todo tu cuerpo se entera que puedes relajarte y no puedes evitar sonreír.

Parece que con la piel pudieses tocar la oscuridad, la sintieras, invitando a tus músculos a soltarse y nadar en ella.

Tus oídos son endulzados con el más armonioso silencio que acompaña a la oscuridad, cual dulce melodía en una escena de amor.

El mundo que satura tus sentidos desaparece y el universo entero se hace tan pequeño como tu cuarto.

Entre tanta oscuridad es inevitable sonreír. Es inevitable ser feliz.

Solo cierra la puerta y cierra tus ojos.

Anuncios




En tus manos

14 04 2017

Como hacen los niños, camino sobre mis dedos y subo a tu mano.

Bailo sobre tu palma, cual pequeño ser en alabanza a su imponente diosa.

Y subo sobre tu brazo, dando pasos alegres, y en cada paso te cuento algo agradable que te hace sonreir.

Llego a tu hombro, trepo entretenido tus cabellos hasta alcanzar tu oído para contarte un secreto y así compartir algo solo entre tú y yo.

Salto a tu rostro y toco tu mejilla para verte sonrojar.

Y paso lijero sobre tus labios para sentirlos como en un beso.

Y es por esto que toco tu rostro cada escaso momento que puedo.





Ojos reposados

9 04 2017

Qué paz da verte.
Mirate es como dejar descanzar los ojos sobre tu silueta,
que invita a olvidarlo todo,
que lleva a soñar contigo.





Salir a pasear a diario

1 04 2017

Tu modo delicado y cuidadoso, me hace sentir como si trataras de cruzar un lago calmo y profundo y no quisieras caerte, ni tan solo mojarte.

Tu forma de ir así, te hace ver tan elegante, que no puedo mas que girar y observarte.

Es como si cruzaras sobre un curioso camino de pequeños bloques de madera flotante que apenas resisten tu peso a flote y atraviesan todo el lago, como un gracioso sendero.

Te acompaño en tu camino, nadando, jugando en el agua, mirándote y escuchándote porque me hace tan grata compañía estar cerca de ti.

Te diriges a mi con palabras de cautela, “no deberías andar así; puedes ahogarte o lastimarte.”

Y das sobre ellos pasos tan cuidadosos,  que se hace atractivo verte, como una danza que lleva tu propio ritmo. Un paso a la vez, en cada bloque flotante, en un lago que parece calmo, pero percibes traicionero.

En cada paso un riesgo y en cada paso un destino seguro. Y me deleita verte, por eso asomo sobre el agua para observarte.

Y al final del lago sigues tu camino en tierra firme.

Me gusta ver como escoges en el bosque los frutos con tanto cuidado, mientras lo cruzas, apoyándote sobre los árboles, para no lastimarte.

Te sigo acompañando en tu camino, subiendo a los árboles, saltando de rama en rama, contento de ir contigo, mirándote y escuchándote.

Miras los frutos siempre con detenimiento y al verme me dices “No saltes así, te vas a caer”; “no comas cualquier cosa, te vas a enfermar”… y lo atento de tu voz y el afecto en tu cuidado me hacen sentir cariño y ponerte atención

Y al final del camino, cuando se acaba el día; llegamos ambos a nuestro destino, para despedirnos y extrañar instantáneamente tu compañía tan agradable. Solo para esperar que vuelva salir el sol y volver a ir contigo por el mismo camino un día más.





Vengador de ensueño

30 11 2015

Él no conciliaba el sueño. Esto le llevaba buscar algo que leer, mirar televisión, a veces incluso a caminar dando vueltas alrededor de la casa.

Era una situación muy irritante. Quizá era el estrés del trabajo, los proyectos que se acumulan con fechas que no entienden razones.

Era un círculo vicioso: El estrés del trabajo le impedía dormir; el no poder dormir le hacía más difícil el trabajo y esto le generaba más estrés. El estrés adicional le impedía dormir bien.

Parecía una trampa sin fin.

Ya harto de la situación fue a su escritorio miró hacia el cielo y exclamo “¡Odio al mundo!”.

Encendió su computadora y empezó a programar.

Tituló al programa como “Venganza”. Y empezó a digitar con fastidio en su rostro, golpeando insistente el teclado, observando irritado la pantalla.

Por ratos se tomaba la cara y contemplaba la pantalla; pero solo un momento para luego retomar la escritura.

“¡Los odio, los odio!” se repetía.

“¡Quiero vengarme del mundo!” decía levantando la voz.

Y era como si junto con la cólera sus neuronas brillara, su mirada se avivara y su pulso arremetiese alimentando su mente… para facilitarle todo.

Ágil y descompilando, iba elucubrando en su cerebro y desarrollando con sus dedos su venganza.

 

Avanzaba la noche y cada vez su escritura tomaba más forma; su resentimiento iba haciéndose de un cuerpo.

 

Era como tirarse sobre ruedas por una pendiente; ya no podía parar. Y los códigos destellaban ante sus ojos, emanando de sus manos.

Y no paró hasta el amanecer.

Con el alba sobre si, se detuvo; sonrió mostrando los dientes… quizá como mirándose en un espejo, viendo su alma, sus emociones y su rostro reflejados en ese código. Así era él, así se sentía y así le conocerían.

Abrió el cajón de su escritorio y sacó un plumón rojo. Lo destapó y pintó una tecla con él.

Allí estaba, mente maligna, el botón rojo del villano. El que lanzaría su ataque final, su venganza contra el mundo para hacerles sentir su total crueldad.

Y con su mirada fija en el botón rojo, levantó la mano lo más que pudo allí sentado. Y dejó caer como una bomba su dedo sobre el botón; lanzando a la red de redes su venganza.

Ese día se fue contento a trabajar; en la oficina su sonrisa no se borraba. No parecía cansado; salvo las ojeras, Su ánimo fue el mejor y su falta de sueño ni se notó. La ansiosa espera lo tenía tan activo. Pero habría que esperar hasta el día siguiente.

Al llegar la noche, como siempre fue a casa, le quitó la batería a su móvil… y como nunca ni bien pegó la cabeza a la almohada durmió plácidamente.

 

De repente durante toda la madrugada cientos de miles de celulares empezaron a sonar. Alarmas de celulares de distintos lugares despertaban a sus dueños con sonidos estruendosos.

Los confundidos usuarios despertaban tensos para empezar la jornada; salir de la cama, empezar a cambiarse… hasta darse cuenta que sus alarmas habían fallado y les habían levantado en plena madrugada.

Durante el día y de noche, mientras el vengador dormía, el virus se había desplazado, llegando desde las redes a los móviles de cuanto usuario pudo, infectado a los contactos de uno y otro aparato; instalándose en ellos para programar los despertadores aleatoriamente entre las 2:00 y 4:30 de la mañana.

Ese día gente de diferentes lugares llegó refunfuñando. Varios compañeros de su oficina empezaron a comentar que algo raro les había pasado; que algo había sucedido con sus alarmas; pensaban que alguien del trabajo les había jugado una broma y les había activado las alarmas a esas horas. Todos ellos con el sueño interrumpido y desencajado.

Él sintió un regocijo inmenso. Su plan había funcionado.

Durante las siguientes semanas… aleatoriamente, las alarmas de los móviles de distintas personas empezaron a sonar siempre entre las 2:00 y las 4:30. No siempre dos días seguidos, a veces no , a veces sí. Molestando, fastidiando. Incluso a veces varias veces en la misma madrugada.

La red se fue extendiendo, de cientos de miles a millones, y de un país a otro.

De pronto el mundo entero sufría. La gente de todo el mundo iba atando cabo y comprendiendo que algo extraño pasaba; un día eran ellos, otro día un conocido o su pareja, sus hijos, su jefe, su proveedor, su cliente.

Entonces el mundo dejó de dormir en paz.

Reacciones diversas llenas de frustración se fueron presentando. Gente que despertaba gritando, otros artos lanzaban sus teléfonos. Algunos se deban cuenta que había un problema y quitaban la batería. Otros intentaban configurarlos y por algunos días parecía funcionar, hasta que nuevamente la tortura regresaba.

Se generaban discusiones en casa; culpando a la pareja, al hijo o a la hermana por quitarle el sueño al resto.

Los conflictos y la ira llegaban también al trabajo y lugares de estudio.

La aleatoriedad de los ataca por momentos daba tranquilidad solo para volver y general tal frustración.

 

Largas colas se hacían en las tiendas de las empresas de telecomunicaciones. Caos en todas partes originados solo con un impertinente sonido.

El vengador sentía que era como tumbar grandes muros de una fortaleza con una pequeña campana o un insignificante silbato.

 

Pasaban los meses y el asunto era insostenible. Las noticias empezaron a hablar de ello, en las redes también. Ya era claro que todos eran presa de un virus, un programa malicioso que les estaba haciendo la vida miserable. La dependencia a los celulares les hacía difícil alejarlos de ellos. Quitarles las baterías era algo molesto y en muchos casos era un problema pues no deseaban desconectarse nunca.

Empresas de sistemas empezaron a desarrollar un antivirus y con relativo éxito fueron detectando el problema. Otros programas afectados fueron enviando actualizaciones para evitar la maldición de la alarma aleatoria.

Aun nuevos aparatos y aquellos que aún no habían sido asegurados seguían sufriendo con la alarma.

Muchos aún quedaron afectados de los nervios; a veces despertando a media noche pensando en ese estruendoso ruido incontrolable.

El vengador fabricó un álbum negro; en el todas las portadas de diarios, declaraciones de personas refiriéndose al “virus de la alarma”, afiches coloridos, imágenes emotivas, fotos de celulares rotos de la frustración.

En ella también guardó en la primera hoja una foto de su teclado con el botón rojo.

Ahora, cada vez que no puede dormir o algo le preocupa, vuelve a ojear ese álbum negro que lleva en su tapa en letras blancas “Vengador de ensueño”.





PES 02/04/2015 – Los platos repetidos

4 04 2015

[Publicación sobre un campeonato que jugamos entre amigos]

Lo intrigante del campeonato de países que jugamos el jueves 2/04/2015 es que se han repetido algunas cosas. Es como un patrón que vuelve a darse una y otra vez, además de otros pasajes curiosos que suelen aparecer. Por ello escribiré un subtítulo por cada caso y cada participante, y me darán la razón.

Cesar y los mensajes de texto

Ya es una sentencia avisada, una enfermedad crónica que se dan todos los años; la flaca le escribe, y con 2 mensaje Cesar ya no puede pensar y pierde casi todo. Toda la vida lo mismo. Por esos sus rivales esperamos en todos los campeonatos que alguna de su harem le escriba para arruinarle la cabeza y hacerlo todo más fácil.

Texting

Sin embargo Cesar tuvo muy buenos goles. Es complicado detener esa jugada de relevos entre delanteros que se filtran inevitablemente.

Renzo y Cristi, Cristi y Renzo

Es una relación de años, que incluso ha superado situaciones difíciles como la entrada de una amante como Junior que siempre trata de quitárselo. Es una receta conocida que le ha rendido frutos y ha repetido el plato. Fórmula que suele funcionar a pesar de ser una relación que la sociedad no acepta y señala.

Además del uso y abuso del portugués ha sabido presionar constantemente y nos hizo a todos unos partidos muy difíciles de llevar durante los 90 minutos, sin descanso.

Cristiano Dinero

Luis y los bloopers

Lo destaco porque en casi todos los campeonatos Luis tiene al menos un blooper memorable que nadie puede comprender. Siempre le pasa aunque sea uno; es como los “Fair Play” de Pedro, pero por campeonato, lo de Pedrito es un Fair Play por partido como mínimo.

Blooper defensa

Luis ha jugado bien, generó muchas oportunidades, y tiene a su favor en la crítica que es la 1ra vez que juega con Alemania. Jugar con un equipo que no conoces es muy difícil, toma unos cuantos buenos partidos conocerlo. Luis tomo al campeón mundial actual por sus credenciales en la vida real, pero así, a la primera es difícil. Pero igual le hizo la vida imposible a Italia.

La falla del campeonato, Davis

Siempre hay un miembro del grupo que falla. Ahora le tocó a Davis; esperemos que no haya sido algo de gravedad. Lo gracioso es que entrenó más de 2 horas y jugó 10 minutos. Cesar pensó que no debió ganarte así y se sentía culpable, pensando que ya no querías jugarle de nuevo.

MissedGoalTorres

No hay campeón en casa, Jorge

Ya es una regla casi religiosa que el dueño de casa no gane y una vez más sucedió. Me sentí cómodo con Italia, aunque tiene sus limitaciones. Pirlo hizo no de los mejores goles (hubieron muchos muy buenos) mostrando que aún está vigente.

Nuevamente estuvieron presentes en mi equipo los lujos innecesarios, las fintas improductivas, pero es inevitable que un equipo muestre su alma, así que seguirán apareciendo para el deleite o crítica de la hinchada uno que otro amague fuera de lugar, para hacer la más difícil en vez de la simple.

12 pasos… bajo tierra

Casi el 90 % de los penales fueron fallados, un escándalo. Solo el penal de Cristiano entró y muy a la justas. Quizá entró porque era Cristiano. Es una tarea pendiente los penales que han llegado a perderse partidos por no ejecutarlos como se debe.

Ramos

El PES 2015

Está simpático este PES, se deja jugar. Hay cuestiones de reacción y acomodos con la pelota que demoran e incomodan, y cuestiones de los pases que a veces son imprecisas. No han vuelto a ser lo que fue el 2011, una lástima.

Patear al arco puede ser muy complicado en este juego, hay que acostumbrarse a tomar el momento justo para patear por lo que veo. Si nos acostumbramos deberían entrar más goles. Debe ser uno (sin contar el 2014) donde más fallamos de cara al arco.

PES 2015





Misión Mascota

10 09 2014

Hace ya más de un mes mi mascota se perdió y por información que recibí de una buena persona, aunque es un dato que no pude confirmar al 100%, todo indica que falleció.

Él se llamaba Spunki, Spoonky o Espunqui… pueden llamarle como quieran; porque cada vez que escribíamos su sombre, lo hacíamos de modo diferente.

Su pérdida fue algo dura para mí, entre otras cosas porque comprendí que la costumbre y ser confiado me hizo cometer errores, y al momento de perderlo lo que más me angustió fue pensar en los momentos de miedo y pena que él podría estar pasando; eso fue realmente doloroso. Eso fue mucho más triste que el mismo hecho de extrañarle y pensar en lo volverle a ver.

Ahora quiero curarme y corregirme. Pensé en algunas alternativas; adoptar otra mascota y cuidarla era una; pero no estoy en condiciones de hacerlo.

Quería hacer algo que vaya directamente a uno de mis descuidos… es así como decidí poner en práctica “la misión mascota”.

Lo que no pude hacer por Spunki lo haría por las mascotas de mis amigos y conocidos.

Algo que hubiera ayudado mucho a ubicar a mi perro al momento que se perdió; y eso es haberle puesto una placa. Algo tan simple hubiera salvado a muchos perros que se han extraviado.

La misión:

Spunki tenía 13 años y por ello, por cada año que cumplió compraré una placa para el perro de algún conocido.

Spunki

Sin explicarles más, sin avisarles ni nada, confeccionaré placas con las que espero poder salvar a 13 mascotas que también son cercanas a mí.

Ponerles esa placa será para mí como ponerles un salvavidas. Y serán 13 placas, para 13 perros, porque Spunki llegó a una meta, unos valiosos 13 años de compañía y afecto que no pude cuidar.

La placa es algo muy importante para nuestras mascotas. Averigua dónde puedes conseguirle una;  cliquea acá por ejemplo, para empezar a buscar. No dejes a tu mascota con algo tan simple, pero que puede salvarle la vida y evitarle penas.

Cuídense mucho y cuiden a sus mascotas. Piensen en cuanto confían en ustedes, pues comen de su mano y les dan todo su cariño.