El indulto presidencial

19 10 2012

Para ser franco este es un tema que me tiene un poco cansado; lo veo en todas partes y siempre está en todos los canales de la TV, los cuales suelo cambiar pues repiten lo mismo una y otra vez.

Yo en lo personal estoy en contra del indulto presidencial en sí. Me parece que es un despropósito, una sinrazón, algo sin pies ni cabeza creado sin ningún sentido y mas bien siento que va en contra de muchas cosas que defendemos: la vida, la justicia y la humanidad.

¿Mi verdad?

Antes de continuar quiero decir que yo no me caso con nadie en asuntos de política.

Hago lo humanamente posible para mantenerme objetivo en estos asuntos; pero como hago lo humanamente posible, también muestro al decirlo que soy humano, que puedo equivocarme, que puedo percibir erróneamente las cosas como cualquiera puede hacerlo.

Solo me queda decir que estoy comprometido con la verdad, aunque la verdad muchas veces yo no la sepa, porque todo no lo se y porque nadie sabe con certeza en quien confiar o quien tiene la razón.

Es por eso que no entiendo el odio entre la gente; nadie quiere lastimar al país; todos quieren lo mejor para todos. El problema está en la empatía y el precio que cada quien tasa para conseguir lo que se quiere.

“A cualquier precio” no es un buen precio. Pero cada quien ve el exceso en un lado distinto.

El acto humanitario

El indulto en si es una cosa media extraña.

Hasta donde tengo entendido no es un proceso sistematizado, técnico ni masivo, pues si lo fuera no podría incluir al presidente; sería un despropósito.

¿Por qué masivo? La justicia y la humanidad tiene que ser masiva. Si el indulto es una cuestión de justicia y humanidad no podría el presidente estar en un proceso para miles de personas.

¿Cuál es la naturaleza del indulto? ¿Para qué se creo? ¿Es “justo” el mecanismo del “indulto presidencial”?

Si es un tema de justicia o humanidad, entonces debe ser para todos, con algunos lineamientos claros y excepciones claras como por ejemplo:

– Ser mayor de 75 años. Para mi todo anciano debe ir un lugar diferente al de la cárcel común.
– Padecer de enfermedades o males determinados y claros.
– Padecer de enfermedades mentales claras (aunque esto podría ser mal utilizado, muchos se podrían hacer los locos; salvo estudios neurológicos)… y ser derivado a un hospital-carcel para enfermos mentales.
– Perder derechos de participación en asuntos políticos, agrupaciones políticas
– Perder derechos de participación en la gestión de cualquier tipo de empresa.
– Perder el derecho de trabajar en cualquier entidad pública.
– Mantener un control o mecanismos de control. En caso faltar a estos, de vuelta a la cana por idiota.
– Impedido de salir del país.

Para mi, el mecanismo de indulto como se maneja en la actualidad en el Perú (no se el resto del mundo) es un sin-sentido porque las cuestiones humanitarias deben ser masivas. Y en un proceso masivo, repetitivo y sistemático, por tales características, no podría incluir la participación del presidente.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: