Cosas extrañas pasaron

9 05 2011

No creo en las almas que penan, ni en los fantasmas, pero debo admitir que son temas que siempre me han llamado la atención, es decir, me gusta asustarme, ver sobre algunas noticias… y conocer de gente que le pasó algo que no puede comprender. Sobretodo, siempre me ha gustado cuando me sucede a mi.

Nunca ando con miedo, pensando que en cualquier momento un ser ectoplásmico arremeterá contra mi, como quienes evitan lugares fantasmales o etc. Todo lo contrario, si se da la oportunidad, un poco como que lo busco.

No soy un casafantasmas, ni veo todos los documentales (esos me aburren porque son sobreactuados muchas veces), ni ando obsesionado, solo curioso e interesado.

Hoy tengo que contar que cosas extrañas pasaron.

El perro volador

Yo no estuve en casa cuando esto pasó, pero mi hermana presenció un suceso algo perturbador:

Tengo un perro de aproximadamente 10 años, el durante toda la vida, él va al segundo piso, saca su rostro en un filo del piso bajo unas barandas, mirando hacia las escaleras… y allí descansa durante largos minutos u horas, nunca jamás pasó algo como resbalarse, saltar, arriesgarse con un juego peligroso o nada.

El perro como siempre subió las escaleras, se acercó al canto o filo desde donde puede verse hacia las escaleras y el primer piso, se acostó allí como toda la vida… mi hermana sale de su cuarto y ve al perro y lo ve como siempre lo ha visto desde hace 10 años; pero de repente, como si recibiera un fuerte empujón desde atrás, estando echado en el suelo… sale disparado hacia adelante y cae contra las gradas que llevan al primer piso.

Mi hermana se quedó helada, sin comprender que acababa de ver. El perro se quedó inmóvil  en las gradas luego de la caída. Creo que ninguno de los dos comprendía que había pasado.

Días antes mi perro había entrado a mi cuarto y ladraba extrañamente a mis juguetes, los cuales tengo de adorno sobre un mueble (GI Joe, recuerdos de amigos, carritos, etc)

Ahora que escribo esto, recuerdo que mi mente maliciosa siempre había pensado en empujarlo, (como Gardfield a Odie) por ese filo, pero jamás lo hice. Por ello pienso que algo tiene que ver conmigo.

La puerta de mi cuarto

Esto también pasó mientras no estaba, pero con las puertas uno siempre piensa que puede ser el viento. Mi hermano dice que escuchó la puerta moverse, abriéndose y cerrándose, como oscilando extrañamente; el creyó que yo había llegado y no me habían visto, pero cuando subieron a buscarme, yo no estaba.

Tecnología del mas allá

Esto acaba de suceder hace algunos minutos y debo confesar que me congeló:

Luego de ver una película con mi primo, ya cansado subí a mi cuarto, cerré la ventana y la puerta, pagué la luz… y ni bien hice esto últmo, mi PSP (como un GameBoy pero de PlayStation) comenzó a sonar “tactac… tactac”, lo miré y empezó a sonar sin parar “tactactactactac” durante muchos segundos. No quería ceder al miedo, a lo ilógico, a lo tonto y crédulo, como engañándome a mi mismo inventé una excusa para prender la luz, “necesito luz para ver bien antes de tocar el PSP”. Al prender la luz el aparato dejó de sonar inmediatamente.

Lo tomé y volvió a sonar, al tratar de ver que pasaba la pantalla se activó y vi que era el cursor que se movía entre las opciones del sistema y que provocaban que el PSP emitiera el sonido (como quien pasa el cursor para elegir entre algunas opciones.). Lo lógico es que algo andaba mal con el cursor (flechas) del equipo. Luego de un rato lo apagué; un primo pequeño y un sobrino habían estado jugando con el durante la tarde y lo habían dejado como para jugar Super Mario Bros.

De todo lo que pasó, creo que de alguna manera puede ser explicado como casualidades, ideas e ilaciones propias y coincidencias… excepto lo del perro que salí volando sin ninguna explicación aparente.

Ilaciones forzadas:

Se me a venido a la mente una idea algo forzada… los extraños sucesos creo que tienen una relación, ahora se los explico.

Parece que todo lo que sucedió en principio tiene que ver conmigo, y yendo algo mas allá, con cosas muy cercanas a mi e incluso de mi gusto.

El perro estuvo primero ladrando a mis juguetes ese día, a mi siempre me han gustado los juguetes… esa vez estaba con mi madre y con el perro en mi cuarto, mi madre acercó los juguetes al perro para saber que buscaba y este parecía querer jugar con todos, pero no sabía como.

El supuesto empujón que recibe el perro es algo que mas de una vez pensé, pero solo como jugando con mi mente, recordando quizá viejos dibujos animados, alguna vez le asusté como quien lo empuja, pero solo eso. Parece que alguien decidió hacerlo. Para esto desde hace ya algunos meses el perro se enoja mucho conmigo, siempre lo fastidio como jugando, pero su mal carácter lo a llevado a morderme varias veces.

El PSP, creo que representa algo muy mio… y es que siempre me han encantado los videojuegos.

La puerta… pues sea o no el viento, para uno su cuarto siempre es muy suyo.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: