Del Botellón, su oportunidad

1 12 2010

Según wikipedia, los sociólogos describen al fenómeno del botellón como:

“Reunión masiva de jóvenes de entre 16 y 24 años fundamentalmente, para consumir la bebida que han adquirido previamente en comercios, escuchar música, y hablar”

Fuente de imagen: Yoann Grange (8,000 personas)

Cuando comenzaba a investigar sobre este asunto del botellón, tuve una primera impresión venida de los textos, blogs y demás páginas que leía… las letras me decían algo, pero en verdad no terminaba de comprender las dimensiones de este asunto. Medio que me quedaba con el problema del consumo del alcohol y pasaba por alto el fenómeno social en si y lo impresionante que podía ser este.

Para darme cuenta de la mecánica social del asunto necesité ver unos cuantos documentales independientes; estos no dejan a través de sus imágenes la nostalgia de sus participantes:

Documental, “cuando éramos reyes”:

Parte 1 de 2

Parte 2 de 2

Puntos que resaltar

Como menciono al inicio el otro asunto interesante, además del tema del alcoholismo, es el increíble fenómeno social que se da.

La gran cantidad de jóvenes que se reúnen es impresionante. Y no es que vayan a una gran discoteca, una feria, o algún centro de esparcimiento montado con temas interesantes y espectaculares; únicamente son jóvenes reunidos en un simple espacio abierto, que no tiene nada de interesante mas allá de, justamente la razón de todo esto… y no hablo del alcohol, sino de socializar.

Todo ese gran esfuerzo, ese gran movimiento, es por los deseos de estar con los amigos, reunirse con mas gente, por allí conocer a mas, ponerse en contacto y sobre todo ser parte de ese gran ritual que finalmente, al parecer no solo los reune sino que también los identifica.

Es una pena que un elemento tan fácilmente criticado como el alcohol sea parte de este fenómeno. Ojalá lo fuera alguna actividad deportiva, música que tocan algunos artistas; pero el asunto es que está imbiscuido un tema tan delicado para varias sociedades como la bebida.

Por allí en el vídeo un joven se pregunta por qué se reúnen, y creo que esto de reunirse es una costumbre antiquísima, algo que hacemos siempre de forma, casi natural creo yo… si incluso en la Roma antigua este fenómeno de las reuniones, permitía la creación del foro; lugar donde se congregaba mucha gente, aunque con funciones más diversas, además de socializar, tranzaban y había comercio… incluyendo expresiones culturales.

Una gran oportunidad

Me parece que deberíamos explotar esto, sacar provecho de esto; no solo machacarlo, tacharlo y amputarlo. Creo que este fenómeno nos muestra una gran oportunidad, creo que tiene un gran potencial; sobre todo en estos tiempos que se critica la falta de socialización y la robotización de las redes sociales.

Creo que deberíamos explotar el potencial comunicacional, de exposición cultural y sobretodo de su capacidad para llegar a los jóvenes fuera de la red de redes o al menos integrada a ella y al saludable “cara a cara”.

Irónicamente, es el fenómeno inverso al autismo tecnológico generalizado del fenómeno hikikomori. Ambos de relativa actualidad, cada uno a extremos del mundo; quizá deberían juntarlos.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: