SOY ALÉRGICO AL ALCOHOL

5 10 2009

No hace mucho escribí sobre un experimento que realicé con 330 ml de cerveza, en él les comentaba como me iba sintiendo a medida que iba tomando, confirmando así algo que hace mucho me dijo un médico, “no tomes”… y es que soy alérgico al alcohol.

Salud, ante todo salud!

Desde siempre las bebidas alcohólicas me han causado malestar, y no hablo de emborracharme ni de resacas (que hasta ahora no he tenido el gusto de sufrir), sino de sentirme prácticamente enfermo al poco tiempo de tomar algo.

Este problema surgió desde pequeño, incluso mis compañeros del colegio recuerdan que me negaba a tomar, al menos a tomar como ellos, lo cual les era difícil entender.

Cuando tomo, al poco tiempo mi pulso se acelera, mi corazón late fuerte, la cabeza me duele y lo peligroso del asunto… me cuesta respirar, mi pecho se va cerrando cada vez mas, un ataca de asma se desata y finalmente puedo ahogarme sin remedio; digo esto sin quitarle importancia al mal momento que paso y que mi humor que se ve puesto a prueba, el cual decae por el mal rato.

Presiento que el problema se ha ido agravando a medida que iba creciendo (quizá de mas joven era algo mas resistente al malestar, no lo se) y ahora me resulta casi imposible predecir exactamente como me voy a sentir y cuanto puedo tomar, al menos para acompañar (estar con un vaso toda la noche)… pero como les comenté antes, incluso con una botella pequeña de cerveza puedo sentirme realmente mal.

Un problema social

En el Perú, como en muchas partes del mundo (sino, en todo el mundo), la gente toma y bastante; al punto que beber forma parte importante en nuestra sociedad y relaciones interpersonales, tanto amicales como familiares, inclusive de pareja.

No poder beber es una traba en ese aspecto, un muro entre yo y el resto, como si una gran botella de cerveza o licor estuviera entre nosotros, en vez de ser ésta la que nos una más.

Pero, ¿en qué momentos uno bebe? 

  • En los cumpleaños
  • Premiaciones
  • Navidad
  • Año nuevo
  • Aniversarios
  • Fiestas patrias
  • Graduaciones
  • Luego de un partido de fútbol
  • Al ver un partido de fútbol.
  • A la mesa, en una reunión familiar
  • En una reunión de negocios
  • Al juntarse 2 o tres amigos, solo para beber y hacerse compañía.

En pocas palabras, bebemos todo el tiempo.

 Los borrachos incomprensibles:

Debido a esta situación, siempre estoy sobrio, jamás fuera de mis cabales (al menos nunca por alguna sustancia tóxica); esta situación y forma de vivir me hace realmente complicado entender, comprender y lidiar con personas en estado etílico, no solo por no ponerme en su misma sintonía, de risas, chistes tontos, melancolía absurda y teorías infundadas sobre el universo y el amor. En pocas palabras me joden los borrachos, no los aguanto.

Puede que me ría de alguno por un momento, pero de allí a tenerlo al lado, lidiar con él, sea quien sea, ya es harina de otro costal. Solo una vez me reí mucho de un borracho amigo, pues aunque llevarlo a su casa fue gracioso y en ese rato él se volvió el ser mas terco de este planeta, pero a pesar de todo fue cómico e irrepetible. Y la verdad, que aunque esa vez fue chistosa, prefiero no volver a pasar algo así; aparte de mi humor, es mucha responsabilidad.

No comprendo su mundo, no comprendo que ven, como dije, no estoy en sintonía, no me hace gracia su molesta de al nada, sus lloriqueos… mas bien me irritan muchísimo. Todo porque no estoy con los grados de alcohol requeridos. Pero no se confundan, no me molesta no emborracharme, es simplemente que no entiendo la gracia de los ebrios.

Mucho ojo; no soy quien para decirle a alguien que tome o que no lo haga; lo que trato de decir es únicamente mi posición personal, enteramente subjetiva y egoísta, de cómo me siento y el dilema que plantea.

El sobrio de otro planeta:

Si creen que yo la tengo difícil con un borracho o mero bebedor, no tienen idea de cómo la pasan ellos conmigo; debe ser igualmente confuso, extraño, molesto, irritante, displicente, aguafiestas, cerrado, distante, cucufato, aburrido, sin sentido y fuera de este mundo. Y la verdad, les comprendo, no me sorprende ni es que me espere otra reacción… es lo que es; pero, como decimos en Lima-Perú, “no hay roche”; pues yo siento lo mismo, igual pero distinto.

Con mi familia es súper llevadero porque, al ser mi familia se acostumbraron y yo a ellos… imagino que debí aprender a lidiar con pasados de copas a través de estas experiencias, pero mi familia no bebe tanto o al menos quienes beben ya tienen a alguien al lado que los comprenda.

Curiosidad que rompe el hielo

De verdad, para quienes beben es bastante molesto que te nieguen un trago, dando alguna excusa tonta, sin compartir, sin tomar parte en el importante ritual del buen beber; sin embargo, he encontrado en este mal la respuesta perfecta:

En vez de decir “no gracias, no tomo”, a lo que uno piensa en respuesta “este tipo es para mandarlo al diablo” o decir tambièn “me hace mal”, que obtiene como respuesta un susurro “que maricón”… he resuelto que ser crudo, directo y concreto es lo mejor, en pocas palabras les digo “soy alérgico al alcohol”, lo que trae consigo reacciones mas divertidas:

  • ¿Qué? ¡¿Pero cómo es eso?!
  • ¡No puede ser, yo me mato!
  • ¡Qué me fusilen!
  • ¡Ay! ¡No digas eso!

Ello viene después con una amena conversación sobre el tema, risas, carcajadas, bromas, curiosidad por saber más al respecto; sobre como me siento, que hago, como puedo vivir así… entre otras gracias.

 

Para mi suerte, nunca desarrolle una necesidad o dependencia al alcohol, lo cual hace que ni lo extrañe. Pero, si se preguntan si es que tengo algún trago favorito, les cuento que si los tengo:

Es una lista algo larga para alguien que nunca tuvo una resaca.

Salud por eso!

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

19 10 2009
Diego, El Mapache

Yo también estaba por exclamar un “nooo, me muero” cuando leí lo de la alegria al alcohol, pero en realidad más por costumbre que otra cosa. Yo tampoco soy de tomar mucho, o sea, al punto de emborracharme, pero eso no significa que no me empuje un par de copas en alguna reunión o algo así. Creo que desde que vi a un pata hacer el papelón de su vida juré que eso nunca me pasaría a mí. So far, so good.

En realidad no estás solo, hay varios otros que no toman no porque no puedan, sino porque no quieren. En fin, a tomar coca cola nomás.

10 12 2010
Anónimo

io tbm soy alergico al alcohol…. hay algunas veces en q a uno le provoca hecharse sus tragitos pero bueno…. a la final uno se acostumbra a vivir asi 😉 salud!

12 09 2014
Bruno

Me gustaría que hablaramos, porque creo que me pasa lo mismo jaja, cada vez que tomo siento una sensación muy rara, tal como lo describes, pero solo que lo comencé a vivir hace poco… ernesto.bruno@hotmail.cl ese es mi mail por si puedes contactarme ! Un saludo

28 12 2014
gustavo

alguien podría orientar me…yo si tomaba y era algo segido pero de un tiempo para acá con una cerveza o una cuba me siento mal y me m
mareo mucho o siento que me falta el aire….. pero solo de unas dias para acá antes eso no m pasaba y no entiendo
este es mi whats 7121329621 x si alguien puede ayudarme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: