Lesión, corte y confección

8 08 2008

Ayer tras un partido de fulbito luego de trabajo terminé con el dedo gordo del pie adolorido; me molestaba un poco. Imagino que algún pisotón o golpes de los que sueñen haber al jugar me lastimó, pero en el momento pensé que no era gran cosa.

Después del partido comimos algo con mis amigos y me fui tranquilo a casa. Al día siguiente algo me molestaba y me levanté mas temprano de lo acostumbrado, mi pie me molestaba más, mi dedo estaba hinchado y se veia algo mal. Decidí aprovechar la hora para ir al médico, sobre todo porque estaba cerca a la oficina y podría ir luego tranquilamente a mi trabajo, ya que creí que me harían alguna curación sencilla y podría retomar mis labores.

El dolor iba siendo cada vez más molesto; al llegar al consultorio y mostrarle el dedo al doctor me dijo: “Esa uña está perdida, mira aqui, aquí y aquí… incluso está levantada; hay que sacarla”. Al parecer la cosa, aunque era una operación rutinaria, no iba ser lo que yo pensé en un inicio.

El doctor continuó hablando y me dijo; “luego de esto deberás ir a tu casa a descarsar, no podrás trabajar así y necesitas tener el pie en alto” . Ahora si la cosa cambiaba mi día… y tenía un problema, pues además del trabajo que tendría que acumular para la semana siguiente había ido en auto, felizmente uno de mis amigos del trabajo me hizo el inmenso favor de llevarme en mi carro a casa; luego le pagué el taxi de vuelta…

Otra cosa que no imaginaba era lo doloroso que sería la inyección. Para cortar y arreglar el problemilla, era necesario ponerme anestesia. De verdad, no recuerdo que me haya dolido tanto un incón en mi vida; pero era necesario así que estaba tranquilo. Para mi suerte no le temo a las agujas, es más las prefiero por traer consigo soluciones o curas mas rápidas que el tradicional jarabe o pastillas.

Una vez arrancada la uña y solucionado el asunto, me envolverion mi dedo. No había traido sandalias así que tuve que andar descalzo de un pie hasta mi auto, el cual estaba a una buena distancia; encima tuve que cruzar una avenida donde nadie daba pase a un minusvalido, que falta de consideración!

Estaré en el banquillo por al menos 2 meses sin poder jugar; curiosamente, el partido que jugué ayer, era uno de entrenamiento pues este sábado empezaba un campeonato, pero ya no podré asistir.


Acciones

Information

One response

14 08 2008
fumanskita

eres un mongolito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: