Misión Mascota

10 09 2014

Hace ya más de un mes mi mascota se perdió y por información que recibí de una buena persona, aunque es un dato que no pude confirmar al 100%, todo indica que falleció.

Él se llamaba Spunki, Spoonky o Espunqui… pueden llamarle como quieran; porque cada vez que escribíamos su sombre, lo hacíamos de modo diferente.

Su pérdida fue algo dura para mí, entre otras cosas porque comprendí que la costumbre y ser confiado me hizo cometer errores, y al momento de perderlo lo que más me angustió fue pensar en los momentos de miedo y pena que él podría estar pasando; eso fue realmente doloroso. Eso fue mucho más triste que el mismo hecho de extrañarle y pensar en lo volverle a ver.

Ahora quiero curarme y corregirme. Pensé en algunas alternativas; adoptar otra mascota y cuidarla era una; pero no estoy en condiciones de hacerlo.

Quería hacer algo que vaya directamente a uno de mis descuidos… es así como decidí poner en práctica “la misión mascota”.

Lo que no pude hacer por Spunki lo haría por las mascotas de mis amigos y conocidos.

Algo que hubiera ayudado mucho a ubicar a mi perro al momento que se perdió; y eso es haberle puesto una placa. Algo tan simple hubiera salvado a muchos perros que se han extraviado.

La misión:

Spunki tenía 13 años y por ello, por cada año que cumplió compraré una placa para el perro de algún conocido.

Spunki

Sin explicarles más, sin avisarles ni nada, confeccionaré placas con las que espero poder salvar a 13 mascotas que también son cercanas a mí.

Ponerles esa placa será para mí como ponerles un salvavidas. Y serán 13 placas, para 13 perros, porque Spunki llegó a una meta, unos valiosos 13 años de compañía y afecto que no pude cuidar.

La placa es algo muy importante para nuestras mascotas. Averigua dónde puedes conseguirle una;  cliquea acá por ejemplo, para empezar a buscar. No dejes a tu mascota con algo tan simple, pero que puede salvarle la vida y evitarle penas.

Cuídense mucho y cuiden a sus mascotas. Piensen en cuanto confían en ustedes, pues comen de su mano y les dan todo su cariño.





Error en #CorredorAzul – Puntos de Embarque

4 09 2014

Error en el #CorredorAzul con los puntos de embarque:

Más allá del asunto de la desinformación y costumbres por cambiar, además de la falta de buses por integrar en el Corredor Azul, uno de sus errores más graves es el manejo de los Puntos de Embarque.

Antes de que me señalen como un opositor al progreso, quiero aclarar que estoy a favor de la reforma del transporte y me encantaría que en todas las avenidas donde no haya un tren o un sistema preferencial con terminales (como el metropolitano) se instaure un sistema como el del corredor azul. Dicho esto, espero haber aclarado que mi intención es aportar construyendo y no destruir.

Paraderos para más de una línea o ruta con un solo punto de embarque:

Lo que estoy criticando es que en cada paradero donde se debe tomar más de una ruta se tiene un único Punto de Embarque (zona de subida) y de la cual además parte una única cola.

Esto es un terrible error ya que genera que en una misma cola esté la misma gente que subirá a diferentes buses.

El tener personas que esperan diferentes buses en una misma cola provoca que se interrumpan entre sí. En determinado momento un grupo de personas no querrá subir y otras tendrán que abrirse paso entre quienes no van a ese bus; generando que se rompa la fila, haya caos, desorden y conflicto.

 

¿Por qué esto no sucede en el resto de avenidas en un mismo paradero?

Para entender lo que sucede, tendríamos que ver qué pasa en el resto de avenidas que no cuentan con este sistema.

Si bien en un mismo paradero también se detienen varias líneas, en el instante que estas se detienen una tras otras, se “crean”, por así decirlo, múltiples puntos de embarque. No hay una fila rígida, y la gente se distribuye entre los diferentes vehículos. Por supuesto esto está mal, pero no por los múltiples puntos de embarque en sí, sino que se sube como sea y donde sea, alrededor (o no) de un paradero.

Embarque

 

Solución:

Cada ruta o línea debe tener su propio punto de embarque, ya sea un mismo paradero o colocando otro contiguo para la otra línea o ruta.

De este modo no habrán colas únicas con gente que busca subir a diferentes buses, evitando así que se interrumpa el ingreso a los vehículos y no se rompan las filas, ni se interrumpa el paso fluido que debe haber.





Error en #CorredorAzul – Puntos de Embarque

4 09 2014

Error en el #CorredorAzul con los puntos de embarque:

Más allá del asunto de la desinformación y costumbres por cambiar, además de la falta de buses por integrar en el Corredor Azul, uno de sus errores más graves es el manejo de los Puntos de Embarque.

Antes de que me señalen como un opositor al progreso, quiero aclarar que estoy a favor de la reforma del transporte y me encantaría que en todas las avenidas donde no haya un tren o un sistema preferencial con terminales (como el metropolitano) se instaure un sistema como el del corredor azul. Dicho esto, espero haber aclarado que mi intención es aportar construyendo y no destruir.

“Paraderos para más de una línea o ruta con un solo punto de embarque”:

Lo que estoy criticando es que en cada paradero donde se debe tomar más de una ruta se tiene un único Punto de Embarque (zona de subida) y de la cual además parte una única cola.

Esto es un terrible error ya que genera que en una misma cola esté la misma gente que subirá a diferentes buses.

El tener personas que esperan diferentes buses en una misma cola provoca que se interrumpan entre sí. En determinado momento un grupo de personas no querrá subir y otras tendrán que abrirse paso entre quienes no van a ese bus; generando que se rompa la fila, haya caos, desorden y conflicto.

¿Por qué esto no sucede en el resto de avenidas en un mismo paradero?

Para entender lo que sucede, tendríamos que ver qué pasa en el resto de avenidas que no cuentan con este sistema.

Si bien en un mismo paradero también se detienen varias líneas, en el instante que estas se detienen una tras otras, se “crean”, por así decirlo, múltiples puntos de embarque. No hay una fila rígida, y la gente se distribuye entre los diferentes vehículos. Por supuesto esto está mal, pero no por los múltiples puntos de embarque en sí, sino que se sube como sea y donde sea, alrededor (o no) de un paradero.

Embarque

Solución:

Cada ruta o línea debe tener su propio punto de embarque, ya sea un mismo paradero o colocando otro contiguo para la otra línea o ruta.

De este modo no habrán colas únicas con gente que busca subir a diferentes buses, evitando así que se interrumpa el ingreso a los vehículos y no se rompan las filas, ni se interrumpa el paso fluido que debe haber.

https://www.facebook.com/notes/jorge-alexander-baudouin-nu%C3%B1ez/error-en-corredorazul-puntos-de-embarque/705761466146253





Sugerencia – Demarcar Paradero #corredorazul

12 08 2014

Tengo una recomendación para el funcionamiento del Corredor Azul que creo es muy necesaria:

Demarcar, pintar la vereda para guiar:
Deben pintar en el piso de los paraderos una demarcación para que los pasajeros sepamos cuál es la cola y tener una referencia de dónde colocarnos y dónde inicia.

Malas formas:
En otras vías lo que siempre se ha hecho es que todos se paran alrededor del paradero y espera que con suerte el bus o combi pare justo donde uno está parado.

Más ordenados:
Ahora hay un orden que seguir, un lugar exacto desde el que hay que subir. Si demarcan en el piso de la vereda donde inicia el ingreso y una linea que guíe a la fila para saber quienes están dentro de ella sería muy útil.

Ver imagen de ejemplo (darle clic para ampliar)

Parader-corredorazul Paradero-corredorazul





En mi distrito… ¿Votar por un partido?

5 08 2014

Ya cerca las elecciones por alcaldes provinciales y distritales, quiero tocar un tema relacionado a los partidos y sus candidatos distritales. Quiero centrarme en ello, el candidato para el distrito y la verdad detrás del falso respaldo partidario.

¿Si confío en un partido, entonces debo confiar en su candidato?

La respuesta es NO. Pero, ¿y por qué no?

Clásica incertidumbre:

No sabemos por quien votar para nuestro distrito y pensamos que una salida es votar por el partido de confianza, o del candidato provincial; total? “si ellos confían en él o ella, y yo en ellos, entonces yo también debo darle mi voto de confianza”. Este sería su peor error.

 

1.- Ni sus partidos los conocen

Ningún partido puede dar fe de la calidad profesional o si quiera moral de sus candidatos.

Es un error pensar que sus partidos han hecho una selección idónea y confiable del candidato que llevará “con orgullo y diligencia” el símbolo del partido.

 

Si alguno pudiera preguntarle ya sea a la mesa directiva de un partido las razones por las cuales han seleccionado a determinada persona para ser candidato en su distrito, ni ellos ni el candidato provincial sabrían qué decirle

 

2.- ¿Entonces qué criterio usaron para aceptar un candidato?

Solo buscan a alguien que les ayude en la campaña y aporte al partido. Si es un partido grande, tendrán más opciones y al que consideren el mejor patrocinador para su campaña, con mayor capacidad para hacer publicidad, ese será elegido. En caso de los partidos pequeños, será lo que puedan conseguir a fin alguna presencia en las calles.

 

3.- Ante esta situación, ¿a qué nos arriesgamos?

Nos arriesgamos a votar, por confianza en un partido, por alguien con ninguna garantía de capacidad, ni de integridad como persona. El respaldo del símbolo partidario del candidato distrital es completamente nula, falsa, vacía y enteramente comercial.

El respaldo partidario a un candidato distrital no existe y usted no puede votar bajo ese criterio. Hacerlo sería exactamente lo mismo como votar por cualquier oportunista. No habría absolutamente ninguna diferencia entre una u otra situación. Usted debe saberlo y reflexionar respecto a esta cruda realidad.

Absolutamente ningún partido puede dar garantía alguna. Repito, sería un error elegir a un candidato distrital únicamente porque lleva consigo el escudo del partido con el que simpatiza.

4.- ¿Qué podemos hacer?

Creo que hay dos cosas que podría recomendar:

a) Averiguar lo posible respecto al candidato por el que piensa votar. No podemos saber todo de todos, pero tratemos de acceder a sus hojas de vida, a qué partidos perteneció, su carrera, estudios e ideas.

b) Ponerse en contacto con la central del partido de su preferencia y pregunte por su candidato distrital. Pregunte por qué lo eligieron como candidato y por qué creen ellos que es su mejor opción en su distrito, qué tanto lo conocen y si ellos ponen las manos al fuego por esa persona. Lo más seguro es que no sepan que decirle, los llenen de flores con frases baratas y les pidan que se contacten con la base en su distrito. Comprobarán que lo que les digo es cierto.

 

Claro, habrá honrosas excepciones… no, mentira; definitivamente no creo que las haya. Lo único que podría haber es una asombrosa coincidencia entre una elección del partido sin ningún criterio y la fortuna de que efectivamente se un candidato potable.





Nunca tan ingrato

26 06 2014

26/06/2014

De todas las veces que he sido un ingrato, nunca me he sentido más ingrato que hoy.

Se que tenía mil cosas en la cabeza, y luego llegué a pensar que todo estaría bien.

 

Pero igual debió ser una alerta y una razón para darse un momento y conversar con amistad.

 

Lamento entre muchas cosas no haber tenido, o no haberme hecho la oportunidad para jugar contigo la última pichanga.

 

Me has hecho pensar en mis amigos y no darse un tiempo no nos hace bien.





El pastelito estafador

14 05 2014

Y esta es la historia

del pastelito estafador;

que con su aroma y dulzura,

estafó a mas de un millón.

Dijo “ya llego”, y no llegó.

Dijo “ya vuelvo”, y no volvió.

Yo la esperé

¿y qué hizo ella?… retozó.

Imagen








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.